martes, 16 de diciembre de 2008

5. FRIOS DIAS, BUENOS PARA HACER LABORES

Hola de nuevo, estoy como una niña con zapatos nuevos. Deseando colgar fotos en mi nuevo blog y comentaros cosas. Tengo muchas fotos para colgar pero casi todo ha ido directamente a las sacas de los Reyes Magos, así que habrá que esperar unos días más. Hace unos días recibí las telitas que le había pedido a la tienda de Mar. ¡Estaba deseando meterles la tijera! Pues bueno, entre otras cosas con un retalito que me quedó de una muy bonita que le pedí, decidí hacer una bolsita para guardar la ropa interior y las medias del día de mi boda. Quedó así. El lazo era un resto que tenía en casa, cuando me pase de nuevo por la mercería le compraré uno más apropiado.



No me digáis que la tela no es una monada. Además muy apropiada para esto, ¿verdad? Ya está guardada en mis cajones, protegiendo un bello recuerdo.


Y puestos a aprovechar restos, con un retal de tela de una de mis visitas a Ikea y con algunas cintas al bies, decidí hacer algo para guardar las agujas de hacer punto. Era una asignatura pendiente que tenía. Ordenar y mantener ordenadas estas agujas. Tengo muchas agujas y muchas repetidas porque desciendo de una "familia de arañas", donde mi madre es la araña mayor, todo el día teje que te teje.



Así queda cerrado, ya está guardado en mi cómoda de labores.


Y así es el interior, he hecho divisiones. Las agujas más finas van las dos juntas, las más gorditas van solas. Uno de los bolsillos lo he hecho más grandote para guardar los imperdibles que se usan para apartar puntos. Objetivo conseguido, no voy a perder más tiempo buscando la compañera de una aguja en un puñado de ellas. Así hay más tiempo para hacer cositas.

1 comentario:

mariarrosa dijo...

Te ha quedado genial!!!