sábado, 19 de marzo de 2011

669. DÍA DEL PADRE

"En el taller más extraño y sublime conocido, se reunieron los grandes arquitectos, los afamados carpinteros y los mejores obreros celestiales que debían fabricar al padre perfecto. Debe ser fuerte, comentó uno. También debe ser dulce, comentó otro. Debe tener firmeza y mansedumbre, tiene que saber dar buenos consejos. Debe ser justo en momentos decisivos, alegre y comprensivos en los momentos tiernos. ¿Cómo es posible poner tal cantidad de cosas en un solo cuerpo?, preguntó un obrero. Es fácil, contestó el ingeniero, solo tenemos que crear a un hombre con la fuerza del hierro y que tenga corazón de caramelo. Todos rieron ante la ocurrencia, y se escuchó una voz, era el dueño del taller celestial: veo que al fin comienzan, no es fácil la tarea, es cierto, pero no es imposible si ponen interés y amor en ello. Y tomando en sus manos un puñado de tierra, comenzó a darle forma. ¿Tierra?, preguntó uno de ellos, pensé que lo íbamos a fabricar de mármol, marfil o de piedras preciosas. Este material es necesario para que sea humilde. Extendiendo su mano, sacó oro de las estrellas y lo añadió a la masa. Esto es para que en las pruebas brille y se mantenga firme. Agregó a todo aquello amor y sabiduría. Le dio forma, le sopló de su aliento y cobró vida, pero faltaba algo, porque en su pecho quedaba un hueco. ¿Y qué pondrás ahí?, preguntó uno de los obreros. Abriendo su propio pecho, ante los ojos asombrados de todos, sacó su corazón, le arrancó un pedazo y lo puso en el centro de aquel hueco. Dos lágrimas salieron de sus ojos mientras devolvía a su lugar su corazón ensangrentado. ¿Por qué has hecho tal cosa?, preguntó el obrero. Y aun sangrando, contestó, esto hará que me busque en momentos de angustia, que sea justo y recto, que perdone y corrija con paciencia, y sobre todo que esté dispuesto al sacrificio por los suyos, que dirija a sus hijos con el ejemplo, porque al final de su largo trabajo cuando haya terminado su tarea de padre allá en la tierra regresará hasta mí. Y satisfecho por su buena labor, yo le daré un lugar aquí en mi reino."





Buenos días chicas. Hoy solo vengo a felicitar a mi marido, me lo encargó Irene anoche. Mamá acuérdate de felicitar mañana a papá, dile que lo quiero mucho y que espero que tenga un estupendo día del padre. Te quiero papá. Mirad la tartita que hemos disfrutado hoy para desayunar. Felicidades también a mi padre y a mi suegro.

Buen Sábado.

4 comentarios:

MARIA dijo...

La entrada es preciosa ¿es de algún libro??. Desayunar tarta!!! todo un lujo.
Felicidades a papis y maridos.
Un beso, Mª José (majogonga)

 Daiana dijo...

Hola muy lindo el texto!!!la tarta tiene muy buena pinta!!!aquí tambien comimos tarta je,je pero para el postre je,je
Bueno ya me recorri el blog para ver lo que me he perdido estos días , sabes que disfruto mucho mis paseos por tu casita!!! lo primero gracias por compartir como se hacen los vestiditos si algún día me animo la costura no es mi fuerte!!je,je ya se donde guiarme.
Por otro lado el conjunto celeste se ve muy bonito!!estoy segura que a la mamí de ese Bebé le encantara!!!
El vestido vichy rojo es precioso!!le debe quedar pintado a Irene!!!sabes que yo tambien soy fanatica de lo vichy!!je,je
y esa nueva labor que no entendi mucho de que va seguro quedara hermosa!!!
Te deseo un feliz fin de semana!!para ti y tu bella familia!!besossssssss

Any dijo...

Hola Evelyn
Que bella historia para el dia del padre, me enterneci, recordando al mio que ya no esta, pero recuerdo con mucho carino
Un abrazo y que hayan tenido un feliz dia del padre.

Magalis Marisol dijo...

Hola amiga!!!!
Feliz día del padre!
Aqui lo celebramos el tercer domingo del mes de Junio!
Un fuerte abrazo desde Venezuela!