sábado, 31 de mayo de 2014

EL CLUB DE... LAS TELAS

Hola chicas, buenos días. Hoy es el último día del mes de Mayo, así que tenemos una cita ineludible con Maria José. ¿Quedamos?



 Y hoy os vengo a hablar de telas; de tipos de telas, de características, de ventajas, desventajas, cuidados...



Primero distinguimos entre tejidos naturales (lana, algodón, lino y seda), tejidos artificiales (acetato, rayon, viscosa, paso, satén y popelines) y tejidos sintéticos (poliéster, nylon y licra)

Empezamos por la lana, encoge si se lava a demasiada temperatura. Se deforma si se seca colgada. Ventajas, buen aislamiento térmico, gran poder absorbente y gran capacidad de recuperación. Inconvenientes, tiende a apelmazarse y amarillea.

Algodón. Encoge si e lava a demasiada temperatura, resiste bien a la plancha. Si tiene color lavar la primera vez en solitario. Ventajas, fresco y flexible, alta resistencia al rasgado y al frote. Inconvenientes. Fuerte tendencia a arrugarse. Si mezclan colores intensos, con colores claros, hay que lavar en seco o separadamente si es posible, porque en caso contrario contaminarían unos colores a otros.

Lino. Lavar siempre a mano. Nunca centrifugar ni lavar a altas temperaturas. Resiste bien a la plancha. Ventajas. fresco y agradable al tacto, resiste bien a la suciedad. Inconvenientes. Fuerte tendencia a arrugarse.

Seda. Lavar siempre en seco. No resiste la plancha. Ventajas. Brillo natural, tiene una textura suave y lisa, no resbaladiza, a diferencia de las fibras sintéticas. Inconvenientes. Tejido extremadamente delicado y problemas con la humedad, se manchan con el sudor.

Acetato, rayon y viscosa. No se deben centrifugar para evitar deformaciones. Ventajas. Tienen un tacto sedoso y fijan bien los colores. Inconvenientes. Baja resistencia en húmedo, arde con facilidad y se cargan de electricidad estática.

Raso, satén y popelines. Lavado a mano, agua fría y sin frotar. Planchado del revés. No utilizar secadora. Ventajas. Suavidad al tacto y mezcla de colore intensos y claros. Inconvenientes. Tienen muy poca resistencia al frote, roce y al sudor.

Poliéster, nylon y licra. Altamente sensibles al calor, lavar en agua tibia y planchar a baja temperatura sin vapor. Ventajas. Muy resistentes, se arrugan poco y fijan bien los colores. Inconvenientes. Arden con facilidad y se cargan de electricidad estática.

Los tejidos que admiten lavado, deben mojarse antes de su confección por diversas causas; encogimientos, exceso de tinturas, detección de posibles fallos en el tejido...

Una vez hecha la prenda, hay que poner especial cuidado para conseguir un lavado perfecto.

  1. Clasificar los tejidos. Separa los tejidos en función de la suciedad. Lava por separado los tejidos blancos y de colores claros, de ls tejidos de colores oscuros. Si necesitáis ayuda con  esto, preguntad a Irene.
  2. Atender a las instrucciones de cada tejido. Para ver qué temperatura máxima y qué tipo de lavado admite. Si la prenda tiene mezclas de tejidos, atender a las más delicadas.
  3. Escoger el ciclo de lavado y las temperaturas adecuadas. Los tejidos naturales como la lana, el lino y la seda encogen al lavarlos a demasiada temperatura y se deforman al centrifugar o tender en vertical. Los artificiales y sintéticos son altamente sensibles al calor por lo que hay que lavarlos en agua tibia, plancharlos a baja temperatura y del revés. Los vaqueros deben lavarse siempre del revés y no deben sobrepasarse los 40ºC.
  4. Dosificar correctamente el detergente. La sobredosificación estropea los tejidos, perjudica el medio ambiente y además, una mala disolución del detergente puede provocar manchas en los tejidos. No llenar excesivamente la lavadora, el exceso de carga puede provocar que las prendas no queden suficientemente limpias.
  5. Secar la colada. El centrifugado y la exposición directa al sol durante el secado tienden a apelmazar los tejidos. Tras el lavado a máquina conviene tender de inmediato ya que dejar la colada mucho rato en la lavadora puede provocar mal olor y humedad en las prendas. Hay excepciones en determinados tejidos como la lana que debe secarse, sin colgar, sobre una toalla.
  6. Planchar los tejidos. Empezar a planchar con la temperatura más baja. Planchar la ropa ligeramente húmeda o del revés en el caso de colores oscuros Existen tejidos como las sedas que no admiten la plancha.

Espero que os sea de ayuda a la hora de elegir la tela adecuada para una prenda y a la hora de lavar y cuidar vuestras prendas.

Buen Sábado.

5 comentarios:

Maribel "Mergablo" dijo...

¡¡¡Chica, estas hecha toda una experta!!!
Muchas gracias por las explicaciones, la verdad es que me viene genial porque conozco pocas telas y a veces me llevo sorpresas.

Besos ^-^

Betty HA dijo...

Muy buenos apuntes amiga, he tomado nota para elegir bien a la hora de utilizar telas.

Besos y nos seguimos leyendo!
; )))

Mariela Mamá inspirada dijo...

Que bueno tener a mano todos estos datos para cuidar nuestras prendas y tambien saber que telas elegir para confeccionarlas. Me encantó tu entrada!!! besitos...

María José Belmonte Mondéjar dijo...

Evelyn una entrada utilísima y cómo se nota que controlas el tema.Gracias por compartir tus conocimientos con nosotras.Besicos.

Chary Aceituno dijo...

Una entrada con mucha información.
Gracias guapa.
Besos.
Chary :)