jueves, 25 de septiembre de 2014

VESTIDA DE ROSA

Hola chicas, buenos días.

Hoy os traigo un trabajo del que estoy muy orgullosa. Hace tiempo, cuando aun no teníamos a las peques compré este sillón en Ikea por rellenar un hueco en mi habitación.



Ventajas, era mona, barata, no llegaba a los 40 euros; inconveniente, no es desenfundable, pero bueno, en principio no iba a tener un uso real, sino meramente decorativo.

Después pasó a la habitación de Irene. Es donde yo me siento para contarle los cuentos y donde me sentaba para acompañarla mientras se dormía cuando era más pequeñita.

Aquí la cosa era más grave, os podéis imaginar que no quedaba nada del limpio y tierno beig original. Traté de limpiarlo con todo tipo de productos, pero no quedaba bien. Recurrí a mantitas que tapaban algo, pero a Irene no le gustaban, ella se encargaba de quitarlas... hasta que decidí coger el toro por los cuernos y hacerle un vestidito al sillón. Primero pensé en tapizar grapadora en mano, pero después pensé que lo mejor era hacerla desenfundable. Varios días, horas, sofocos, calores e irritaciones después...


¿Os gusta? Irene está encantada con su sillón nuevo.

Buen Jueves.

4 comentarios:

encar.bilbao dijo...

Sí, me gusta y nadie diria que lo has tapizado, o recubierto tú, está perfecto, eres una profesional y el color es de los mios
Saludos

Marta dijo...

Mejor no la has podido dejar. Nadie diría que la has tapizado tu. Eres una artistaza.
Un besote

Sole Luis Gil dijo...

Evelyn, esto es arte tapizando y lo demás son tonterias. Besicos.

Magalis Marisol dijo...

Hola amiga!
Te ha quedado precioso!
Eres una artista!
Un fuerte abrazo desde Venezuela!